Barrio Los Boscos: construcción de las viviendas (3)

2021, 25 de Mayo
l19832

(A. Alfaro, 1967-12-24)

Antxon Alfaro

Tras la adquisición definitiva de los terrenos, a finales de 1964, se inicia el proceso de construcción de las viviendas que iba a durar otros tres largos años, hasta el 24 de diciembre de 1967 en el que se hizo entrega de llaves.

El proyecto realizado por el arquitecto Ramón Gabarain, se presenta el 13 de diciembre de 1964 en el Negociado de Obras del Ayuntamiento de Donostia para la solicitud de la Licencia Municipal de Edificación de “un poblado dotado de capilla, escuelas y residencia para maestros en el barrio de Alza”.

A los pocos días de presentarlo, el 25 de enero de 1965, el Director Técnico de Urbanismo, Sr. Encio, ya solicita algunas precisiones con respecto al proyecto y una “mayor previsión para aparcamientos”. Como recordaba Antonio Sampietro las relaciones con este técnico municipal no fueron nada fáciles. Jose Ramon Sesé y él solían acudir casi todos los días al ayuntamiento de Donostia con el fin de agilizar los trámites, como no había “cazo”, el expediente lo tenía parado en el cajón. Pero la desesperación e impotencia cambiaron al contactar con los concejales Jesús Los Santos Garayalde y Jose Eizmendi Amutio quiénes consiguieron agilizar el proceso de aprobación del expediente municipal.

En la sesión del 7 de abril de 1965 la Comisión Municipal Permanente aprobaba la licencia municipal de edificación de 120 viviendas, distribuidas en doce bloques, del tipo de doble crujía, con escalera en posición central, dos viviendas iguales por planta y 5 plantas de altura, es decir, 10 viviendas por bloque. También habría un bloque 13 que albergaría la iglesia, además del centro social, un cine, la residencia de los sacerdotes y un gimnasio en la última planta.

Como recoge Beatriz Herreras en su trabajo “Altza: Historia y Patrimonio“, la vivienda tipo de la nueva barriada tendría 86,28 m2 con una superficie útil de 68,178 m2 distribuidas de la siguiente manera: vestíbulo, distribuidor, cocina, baño, estancia, dormitorio principal y otros dos dormitorios. Cada vivienda contaría con una amplia terraza, en la cual una parte (protegida por una pantalla) se destinaría a tendedero de ropa.

Unos meses antes, el 31 de enero de 1965, tras la compra de los terrenos y el inicio del expediente de construcción, se procedió a la bendición de los terrenos, aprovechando la festividad de San Juan Bosco.

c100297

(I. Ezama, 1965-01-31)

La posibilidad de construir hasta 120 viviendas, llevó a abrir la cooperativa a nuevos socios. La noticia se extendió rápidamente por el barrio de Gros y eran numerosas las personas que acudían los domingos a misa al Centro “Los Boscos” para informarse y poder pasar a formar parte de la cooperativa.

Tras la superación del trámite municipal, el proyecto se tuvo que dividir en tres parcelas (A, B, C) ya que para obtener la calificación de viviendas de renta limitada, que posibilitaba el acceso a una subvención a fondo perdido por parte del Ministerio de la Vivienda, una de las condiciones era que los proyectos no sobrepasasen las 40 viviendas. El Ministerio de la Vivienda dará al finalizar las obras una subvención a fondo perdido de 3.600.000 ptas.

Durante los siguientes meses se van realizando los diferentes trámites y el 10 de agosto de 1965 llega la aprobación por la delegación de Gipuzkoa del Ministerio de la Vivienda del expediente de construcción de las viviendas. Paralelamente se trabaja también en la financiación de la obra para conseguir un crédito de 20.000.000 de ptas., al 5,25% de interés, por parte de la Caja de Ahorros Provincial de Gipuzkoa.

Son meses complicados desde el punto de vista económico, ya que el proceso se alargaba y los cooperativistas debían realizar diversas aportaciones para hacer frente a los gastos y bastantes de ellos se encontraban con serias dificultades para hacer frente a los mismos. Por otra parte, la respuesta del Ministerio de la Vivienda tardó 11 meses en llegar, sin la cual el proyecto no hubiera podido seguir adelante. El reconocimiento como obra social por parte del ministerio suponía una reducción significativa de impuestos durante 20 años. En esta situación, un contratista llamado De la Cruz, les ofreció el doble de lo que tenían apalabrado por el terreno (10.000.000 pts.). La propuesta fue llevada a la asamblea pero no se aceptó y se siguió adelante con el proyecto.

Por fin, el 28 de febrero de 1966, la Diputación autoriza el inicio de la construcción de las viviendas en los terrenos adquiridos por la cooperativa. Pero adelantándose a la autorización oficial, el día anterior, el capuchino padre Gabriel bendice las obras y colocan la primera piedra en el edificio que iba a albergar la iglesia.

c100302

(I. Ezama, 1966-02-27)

Se contratan los diferentes gremios para la realización de las obras, siendo los más relevantes Construcciones Sorondo que se encargaría del hormigonado y albañilería, Jorge Migliaccio de la electricidad, y Fanjul de la fontanería. Se discute la elección entre cocina económica (de carbón) o de butano, ganando por mayoría la económica.

En el desarrollo de la construcción, debido a las pendientes del terreno, salen unos bajos que se acuerda destinarlos a carnicería, pescadería, tienda de ultramarinos y a otros  servicios como escuelas, guardería…

Como surgen gastos extras deben solicitar otro crédito de 2.000.000 pts. que es avalado por el empresario Luzuriaga, que solicita se asignen 6 viviendas a trabajadores de su empresa de Pasaia.

En la última fase de las obras y antes de embaldosar la iglesia, recuerda Juan Carlos Larequi que Teófilo Buldain, jefe de obra, abrió un agujero en la zona donde iba a ir el altar y José Ramón Sesé depositó un crucifijo, un cilindro con un pergamino y monedas de la época, y el niño Antxon Alfaro una figura de San José.

Tras más de un año y medio de construcción, el domingo 17 de diciembre de 1967 se sortean las viviendas ante el notario Miguel Castells en el salón de actos de la Cámara de Comercio y Navegación de Gipuzkoa. Y una semana después, el 23, se procede a la bendición de la iglesia y la consagración del altar por el obispo de la Diócesis, Lorenzo Bereciartua. Al día siguiente, 24 de diciembre, día de Nochebuena, se realizó la entrega de las llaves en el local social a todos los cooperativistas.

El coste final de cada vivienda fue de 330.000 pts., pero con la ayuda a fondo perdido de 30.000 pts. por cooperativista del Ministerio de la Vivienda, el coste real que se pagó fue de 300.000 pts. En este precio estaba la vivienda, pero también los bajos, el edificio de la iglesia, la urbanización, así como mejoras que se hicieron en las viviendas sobre el proyecto inicial.

***

c100307

(I. Ezama, 1966-02-27)

Más sobre el barrio de los Los Boscos:

Etiquetas: ,

2 comentarios

  1. Javi Castro

    Interesante artículo. Zorionak.

  2. Iñaki Ezama

    Q majo aquél niño Antxon Alfaro q depositó un San José. La vida las vueltas q da. Fantástica investigación Antxon. Ánimo Antxon y cía. Eta Milesker.

Dejar un comentario

Estibaus

Categorías

Octubre 2021
L M X J V S D
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

RSS

Últimos comentarios

  • Betiana
    (2021, 6 de Octubre)
    «Hola.. se que mis tatarabuelo Manuel Berra llego en la década de 1880 desde la región de Cúneo a Argentina ...»
  • Carolina
    (2021, 16 de Septiembre)
    «Hola, mis abuelos Dionisio Berra y mí abuela Santina spinetti. De Piamonte a la provincia de Santa Fe. Irigoyen y ...»
  • Javi Castro
    (2021, 22 de Junio)
    «Muy interesante. Buen trabajo. »
  • Javier Mendizabal Migliaccio
    (2021, 15 de Junio)
    «Zorionak, Madre Rosa María. Nací el 28 de marzo de 1.962-tengo 59 años- soy el hijo mayor de Carmen Rosa ...»
  • Iñaki Ezama
    (2021, 27 de Mayo)
    «Q majo aquél niño Antxon Alfaro q depositó un San José. La vida las vueltas q da. Fantástica investigación Antxon. ...»

etiquetas


En la red