Lezna

2012, Urriak 5

Javier Cantera

leznaProbablemente pocas personas sabrán hoy en día qué es una lezna. Esta herramienta está relegada al mundo de los guarnicioneros, zapateros remendones y en general al mundo de la artesanía. Una lezna, en sentido amplio, es sencillamente un punzón de hierro con mango que se emplea para agujerear materiales de cierta dureza, como cuero, lona, hule, etc.. Puede adoptar distintas formas, longitudes y espesores, adecuados al trabajo al que va destinada. Como cualquier otra herramienta. Sin embargo en todos los hogares había antaño una lezna como la que se ve en la imagen, esto es, con la forma de una gran aguja. No se utilizaba como útil perforador, sino que tenía otra función. Y está relacionada con los colchones.

Si retrocedemos a la época de esta lezna, o sea hacia el año 1940, nos encontramos con que la inmensa mayoría de los colchones de las casas no tenían muelles en su interior ni estaban rellenos de viscolastic, latex y similares. Tenían sencillamente lana de oveja que se mantenía uniformemente repartida porque a intervalos de unos 25 centímetros y en dos hileras a lo largo del colchón, había dos agujeros en ambas caras  a través de los que se pasaba una cinta haciendo ida y vuelta que se anudaba fuertemente. Esto permitía que las dos caras del colchón estuvieran unidas muy sólidamente y la lana no se desplazara.

Entonces existía ya no la costumbre sino la obligación de descoser un lateral del colchón una vez al año, soltar todos los nudos, sacar la lana y sacudirla dándole palos. No es difícil imaginar la nube de polvo que se organizaba. Esto solía hacerse preferiblemente en épocas de viento sur, ya que una vez batida la lana se la dejaba ventilar si era posible a la intemperie, si no en habitaciones con ventanas o balcones bien abiertos. Con esto se ahuecaba y también se “oreaba” palabra entonces en uso, o sea se ventilaba para eliminar humedades y malos olores. Elemental medida higiénica ¿no?

Después se realizaba la operación inversa: se introducía la lana, se cosía el lateral del colchón que se había descosido anteriormente y se pasaban por los orificios del colchón nuevas cintas de lado a lado y se anudaban para fijar la lana en su sitio. Y con qué se pasaban las cintas a través del colchón, que ahora estaba grueso y hueco? Claro está, introduciendo la cinta en el ojo de la lezna y pasándola primero a un lado, luego de vuelta al otro y haciendo el correspondiente nudo, El aspecto del colchón era otro: tenía mucho más espesor, los nudos de las cintas nuevos, blancos… y era una maravilla dormir en él.

En todas las casas había al menos una lezna. Téngase en cuenta que había varios colchones y había que realizar este trabajo en todos ellos. A cargo de quién estaba? No es difícil imaginarlo.

Ganbara es una colección de objetos antiguos, de uso doméstico y de origen industrial. Esta colección se nutre fundamentalmente de aportaciones, por lo que animamos a quienes estén dispuestos a ceder objetos, se pongan en contacto con nosotros.

Etiketak: ,

Iruzkina idatzi

Estibaus

Atalak

Azaroa 2019
A A A O O L I
« urr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

RSS

Azken iruzkinak

  • Xabier Sarasola
    (2019, Azaroak 14)
    «Buenas, Hace bastante de esta encuesta, pero estoy haciendo una investigación sobre los viveros y depósitos de Ulia para la ...»
  • Estibaus
    (2019, Azaroak 8)
    «Eguraldia dela eta, biharko prestatuta geneukan txangoa bertan behera geratu da. Aurrerago egingo dugu. Sentitzen dugu. Por razones climatológicas, la excursión ...»
  • Iñaki Ezama
    (2019, Urriak 7)
    «Bueno. Milaesker por hacer un descargo de lo q habéis hecho en líneas generales porque uno ya pensaba q no ...»
  • Miren Koruko González
    (2019, Abuztuak 31)
    «Eskerrikasko egindako lan guztiagatik, Arantza. Harzazu ondo merezia duzun atsedena. »
  • José Ignacio Gamboa
    (2019, Abuztuak 27)
    «Acabo de conocer vuestro blog, realmente me ha impresionado y me gustaría ponerme en contacto con vosotros si es posible, ...»

etiketak


Sarean