Trintxerpetik, iritzia eta elkarlana. Juntos en el suburbio

2005, Martxoak 1

Jon Mendiola

Dada la razonable dimensión de nuestra Bahía, los habitantes de sus riberas siempre han mantenido un alto grado de interrelación, pese a las eternas discordias de sus Municipios y a las obvias dificultades que plantea su orografía.

Esto ha sido una realidad incontestable entre ALTZA y PASAIA. Sirva de ejemplo el que, a lo largo de los siglos XVII, XVIII y XIX, en las listas de munícipes de PASAIA, aparecen curiosa y repetidamente apellidos de resonancias altzatarras tales como ILLARREGUI, CHIPRÉS, CASARES, BERRA, ELEIZALDE, etc.

En el primer tercio del siglo XIX, uno de mis antepasados, siendo de Altza, cuando proyecta contraer matrimonio, se fija enfrente, y en la ladera de Ulía que desciende hacia la dársena portuaria, reconstruye un antiquísimo caserío y aquí fija su residencia y la de varias generaciones posteriores.

Atravesar la dársena tuvo sus inconvenientes, hasta que en 1852 la Provincia, previa autorización del Gobierno de Madrid, cierra la misma construyendo una escollera cuya cabecera transitable sirviera de paso entre Pasai San Pedro y la otra orilla. El presupuesto de esta obra ascendió a 89.208 reales que fueron satisfechos por la Provincia, excepto 6000, abonados por el Ayto. de Pasaia. Esta escollera se convirtió posteriormente en el actual muelle del Hospitalillo , y al paso transitable —conocido hoy como ” Escalerillas” se le llegó a denominar popularmente Avenida Rusia , por la ingente cantidad de trabajadores que diariamente acudían a realizar las tareas del muelle pesquero, talleres navales, etc.

La consiguiente desecación de la vieja ensenada de LA HERRERA daría lugar a la zona portuaria del mismo nombre, entre el paso mencionado y la estación del TOPO ; espacio que los vecinos de ambas márgenes hemos venido atravesando diariamente, sorteando en una época los peligros del tráfico ferroviario y la N-1, y en la actualidad, arrinconados en una senda de mala muerte, esquivando los enormes camiones que bajan por la rotonda de Gomiztegi al Puerto, sin desdeñar la posibilidad de que algún desaprensivo pueda agredirnos amparado en lo inhóspito del paraje.

Nadie hasta ahora ha puesto fácil la relación natural entre los vecinos de HERRERA/Altza y TRINTXERPE/Pasaia , precisamente en la zona terrestre, la más propicia para generar el encuentro. No obstante, ésta se ha producido en todos los tiempos y ámbitos, generándose fuertes vínculos laborales, religiosos, culturales y sociales.

La “herida” urbano-industrial de LA HERRERA no ha podido con la inclinación natural de la gente a relacionarse, pese a que se resista ¡y cómo! a abandonar su condición de “isla” privilegiada, rodeada de 45000 “urbanitas”.

Sin embargo, no es de recibo que en los comienzos del siglo XXI, 150 años después del inicio del rellenado de parte de la antigua dársena, a la que en los viejos documentos se le conoce con el nombre gascón de PORT DE PLATE, esta zona de LA HERRERA se mantenga en semejante situación de sordidez urbanística, incluido el actual paso de peatones de TRINTXERPE a la estación del “topo”.

Y repito que no es de recibo, porque existen proyectos muy importantes para este enclave. Como los contenidos en el PLAN URBAN , con 5 millones de euros de presupuesto (50% fondos europeos) para LA HERRERA, pretenden la evolución de esta zona, desde su papel de barrera urbanística, hacia una función de espacio central entre barrios y polo de actividad y vida urbana. El proyecto se encuentra en situación crítica por la actitud de la Autoridad Portuaria y de Instituciones como la Diputación Foral y el Gobierno Vasco volcados en proyectos económicos (infraestructuras) de larga perspectiva y obviando, de momento, los que representarían una mejora ostensible e inmediata en la calidad de vida del vecindario y que disponen —cosa inaudita y muy probablemente irrepetible— hasta de fondos para realizarlos.

También se perfila, preocupantemente, algún otro proyecto como el anuncio de reconversión a tráfico de mercancías la línea del topo a su paso por LA HERRERA, del que desconocemos en qué medida va a considerar los intereses de la ciudadanía más inmediata.

Hace algunos años, un prestigioso arquitecto comentaba en la prensa que, de camino a la frontera de Irún, había comprobado, dolorosamente, a costa de qué había conseguido San Sebastián mantener intacta la calidad urbana de su Centro: trasladando al borde ESTE sus excesos; esto es, al ámbito portuario pasaitarra y sus aledaños. Y siguen en sus trece, por una parte colmatando hasta el último metro cuadrado de verde con viviendas, como desideratum de su concepto sobre la regeneración urbana; y por la otra, metiéndonos, por ejemplo, toneladas de hierro en cualquier rincón urbano como muestra de pujanza económica y símbolo de la excelente planificación portuaria que manejan.

Por eso tenemos que estar muy atentos, los vecinos de HERRERA y de TRINTXERPE para exigir a las autoridades competentes (¿?) que se lleven a cabo con PRIORIDAD aquellos proyectos que contribuyan a ir borrando definitivamente y sin milongas esa imagen sórdida de suburbio industrial trasnochado incrustado en las calles de nuestro entorno, que por otra parte tan cómodo y socorrido les resulta a algunos como cobertura de sus intereses económicos.

Iruzkina idatzi

Estibaus

Atalak

Abendua 2019
A A A O O L I
« Aza    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

RSS

Azken iruzkinak

  • Mertxe
    (2019, Abenduak 5)
    «Zorionak! Mertxe »
  • José Coello
    (2019, Azaroak 28)
    «Quisiera saber si vuestra familia era la propietaria de minas antracita Gaiztarro en Matarrosa ,Tierno Fabero (provincia León) Gracias »
  • Juan Luis
    (2019, Azaroak 27)
    «En mi opinión, haría falta un batallón de Quijotes para mover las obras de Altza. Sin embargo las del centro de ...»
  • Rosi
    (2019, Azaroak 26)
    «Erabat Ados nago. »
  • Xabier Sarasola
    (2019, Azaroak 14)
    «Buenas, Hace bastante de esta encuesta, pero estoy haciendo una investigación sobre los viveros y depósitos de Ulia para la ...»

etiketak


Sarean