“Exhumando fosas, recuperamos dignidades”

2009, Otsailak 28

Iñigo Landa

Pablo Neruda trabajó en el consulado de Chile en Madrid durante la república y vivió en primera persona la tragedia de la Guerra Civil española. Él escribió en “Confieso que he vivido” que “siempre fue España un campo de gladiadores; una tierra con mucha sangre.” Y termina más adelante: “La Inquisición encarcela a fray Luis de León; Quevedo padece en su calabozo; Colón camina con grillos en los pies. Y el gran espectáculo fue el osario en El Escorial, como ahora lo es el Monumento a los Caídos, con una cruz sobre un millón de muertos y sobre incontables y oscuras prisiones.”

A pesar de todo el tiempo transcurrido seguimos necesitando hablar de aquellos muertos y de aquellas prisiones.

Y así, el pasado jueves, 19 de febrero, Francisco Etxeberria habló en Tomasene sobre memoria histórica y sobre el trabajo que están realizando en la exhumación de fosas de la Guerra Civil. Francisco Etxeberria además de profesor de Medicina Forense es arqueólogo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, y en la charla estuvo acompañado desde el público por algunos compañeros de su equipo.

La charla comenzó con la proyección del video “El cementerio de las botellas“, de Iñaki Alforja. Con un buen guión y una buena realización, el video nos trajo el caso del fuerte-prisión de San Cristóbal, en el monte Ezkaba de Pamplona. En dicho fuerte se produjo una revuelta general de los 2.000 prisioneros que en aquel momento había, de los que 600 lograron huir buscando la frontera francesa. Tan sólo tres alcanzaron su objetivo y cerca de 200 fueron asesinados en los caminos.

Detrás de toda víctima de la violencia hay una historia personal y colectiva que alguien ha querido eliminar física y moralmente. A través de las imágenes, la música y las voces de los familiares y profesionales que se esfuerzan en recuperar la dignidad de los represaliados nos hicieron partícipes de las fuertes emociones que afloran cuando se produce el reencuentro con los restos del ser amado, o el fracaso en la búsqueda.

Tras el video, Etxeberria empezó por hacer una aclaración sobre el término “Memoria Histórica” y el marco en el que se desarrollan su trabajo. Ellos entienden la memoria como la suma de recuerdos y advertía del riesgo de crear una memoria falsa. La imparcialidad es imprescindible en esta labor, pero ser neutral es imposible. Ellos han optado por hacer la historia de la represión desde la independencia, tanto de las distintas asociaciones de memoria histórica como de las instituciones.

Los inicios de estos trabajos se sitúan en el año 2000, cuando desde un pueblo de León un particular solicita la ayuda de los arqueólogos de Aranzadi para recuperar los restos de un familiar. A partir de aquí se multiplican las exhumaciones y en dos años el eco de estos trabajos adquiere un alcance internacional.

La historia de las exhumaciones, sin embargo, no comienza con ellos. En el franquismo se realizaron las exhumaciones de las víctimas del bando vencedor, cuyos restos fueron recogidos en el Valle de los Caídos en 1958. Tras la muerte de Franco, se inició un proceso de recuperación de víctimas del franquismo, pero a consecuencia del terror que produjo el golpe de estado de Tejero en 1981, dicho proceso sufrió un frenazo del que no nos hemos recuperado hasta el citado año 2000.

El número de represaliados recuperados hasta el presente asciende a unos cuatro mil. Además, gracias al trabajo de investigación desarrollado en diversos archivos han podido completar una base de datos con 50.000 fichas de desparecidos, de un total estimado en torno a los 130.000.

Etxeberria nos recordaba que a todas las víctimas de la violencia les asiste el derecho a la verdad, la justicia y la reparación, y que para las víctimas del franquismo no se han cumplido ninguno de ellos, en muchos casos entre la indiferencia de la derecha y el complejo de culpabilidad de la izquierda. Ellos trabajan en la dirección de superar el miedo, el olvido y la ignorancia para terminar con la negación y la inexistencia de aquellos hechos. La exhumación de fosas es un primer paso para la reparación moral, ya que física es imposible, de las víctimas de la violencia, para devolver la dignidad a las víctimas, a sus familias y al conjunto de una sociedad que en un momento de su historia se ha visto inmersa en la barbarie y la destrucción.

Nada más terminar la charla, desde el público un asistente expuso el caso de su padre, Daniel Garciandia Arregi, navarro de Arbizu, represaliado por las fuerzas del general Mola y que murió enfermo sin atenciones médicas en el convento-cárcel de San Pedro de Cardeña (Burgos).

Iruzkin 1

  1. Iñigo

    El contenido íntegro de la conferencia de Paco Etxeberria se puede escuchar en la web de Casares irratia: http://www.casaresirratia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=470&Itemid=179

Iruzkina idatzi

Estibaus

Atalak

Abuztua 2019
A A A O O L I
« uzt    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

RSS

Azken iruzkinak

  • Miren Koruko González
    (2019, Abuztuak 14)
    «Posible izango litzateke berriz Guda Zibilean Altza inguruko ibilbidea antolatzea? Apirilean eta Maiatzan ezin joan izan nuen eta pena handia ...»
  • Miren Koruko González
    (2019, Abuztuak 14)
    «Erakusketaren erdia ikusi det. Falta dudana , laister ikusteko asmoa det. Donostiar guziok ikusi behar genuke erakusketa da. Zer pensa ...»
  • Miren Koruko González
    (2019, Abuztuak 14)
    «Enbasorik egiten ez ba du, ni ere, erabilpen beharrezko bat ematearen alde nago. Ezin degu gure iragana ezabatu. »
  • Estibaus
    (2019, Abuztuak 6)
    «Hola Fernando. Poco más te podemos decir aparte de lo que ya está escrito aquí. Nosotros sólo te podríamos ampliar ...»
  • Carlos Fernando Berra Orendain
    (2019, Abuztuak 5)
    «Hola soy fernando Berra nieto de Carlos Fernando Berra Se poco de mi abuelo Solo se que era italiano Mi abuelo y ...»

etiketak


Sarean