La Behobia

2018, Azaroak 12

Elena Arrieta Yarza

captura-de-pantalla-2018-11-12-210903Un año más no podemos menos que admirar la Behobia-Donostia cuando llega a Herrera. Los preparativos empiezan antes de las 8 de la mañana con la llegada de la DYA, invadiendo la explanada, el bidegorri, las aceras, con sus risas y buen humor: es la Behobia y todos estamos dispuestos a colaborar.

La primera carrera sale puntualmente. Es la de los y las deportistas más jóvenes. Empieza en Herrera y caldea el ambiente. A partir de ahí, un público volcado, unos corredores que quieren ganar y la gran mayoría que buscan disfrutar participando.

Es esa carrera que allí por donde pasa provoca unos sentimientos y unas emociones a los que las palabras no pueden llegar a expresar en toda su grandeza, simplemente se vive, se disfruta, provoca emoción y nos deja a todos con un buen sabor esperando la edición siguiente.

Y un año más, y ya van tres ediciones, el suspenso es para E.T.S., y todas las instituciones involucradas en el enlace de Herrera a Trintxerpe. Quizás en la carrera 2019 los vecinos de Trintxerpe y Gomistegi  podrán llegar con una mayor comodidad a Herrera aunque, indudablemente, nunca será lo que nos prometieron.

Etiketak: ,

Iruzkina idatzi

Estibaus

Atalak

Ekaina 2022
A A A O O L I
« mai    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

RSS

Azken iruzkinak

  • iñaki urdanibia sarasola
    (2022, Ekainak 6)
    «Ya lo siento, parece que mi memoria flaquea: había otra hermana. Joaqui, que no vivía en Herrera »
  • iñaki urdanibia sarasola
    (2022, Ekainak 5)
    «por cierto se me había olvidado, también tenían un hermano, Ángel »
  • iñaki urdanibia sarasola
    (2022, Ekainak 5)
    «sí quisiera señalar que las hermanas Miki y Beni no eran hermanas de Basilio sino hijas, al igual que Engri ...»
  • Ainhoa
    (2022, Maiatzak 4)
    «Mila milioi esker, Esti »
  • Mariángeles Álvarez García
    (2022, Maiatzak 4)
    «“Has muerto. Y todavía te envolvías en un aire tembloroso de promesa y sonrisa. Has muerto. Y todavía tu risa era un torrente ...»

etiketak


Sarean