25 aniversario: de “Zapatería Manolo” a “Calzados Z.M. Oinetakoak”

2003, Urriak 1

Hace 25 años, en el lugar dónde se encontraba la ermita de Santa Bárbara, se alzó un edificio en cuyo bajo, Manuel Garrote abrió un comercio.

Manolo empezó arreglando zapatos y como complemento, vendía alguna zapatilla para la ama de casa, algún paraguas, o bambas de verano para los niños.

Entonces se arreglaban todos los zapatos, se ponían tapas en los tacones una y otra vez.

Hoy, 25 años después, la Zapatería Manolo se ha convertido de Calzados Z.M. Oinetakoak. Loli y Pili, las hijas de Manolo, siguen vendiendo bambas para los niños, zapatillas para la ama de casa y paraguas.

Pero los tiempos han cambiado, ya no se arreglan los zapatos como antes, ahora, como mucho se cambian las tapas de nuevas para no resbalar y cuando pasan la temporada, se tiran al contenedor del reciclado y se compran otros que estén de moda.

¡Que estén de moda!

Sí pero ¡Ojo! Que sean cómodos, para que aguanten el ritmo trepidante de vida que llevamos. Aunque el cliente tipo sigue siendo una mujer de 35?55 años, ésta trabaja también fuera de casa y siempre tiene prisa porque tiene que ir a casa a hacer la comida, o a coger el autobús para ir al trabajo o al ambulatorio, o viene de dejar el niño en la guardería.

Sí pero ¡Ojo! Que no resbalen, porque las tapas de las alcantarillas y las escaleras mojadas son trampas mortales.

Sí pero ¡Ojo! Que no sean caros, porque con los euros, el dinero se va como el agua entre los dedos.

¡Lo que han cambiado los tiempos!

Cuando empezó Manolo, los zapatos se exponían en el escaparate como si fueran chorizos: en fila uno tras de otro. Hoy Loli y Pili cambian el escaparate cada 15?30 días intentando formar grupos de colores, respetando espacios libres como aprendieron en los cursos de escaparatismo.

Cuando empezó Manolo, la ama de casa elegía el calzado para toda la familia, y a principios de mes lo pagaba. Hoy cada miembro de la familia decide y compra por su cuenta pagando en efectivo o con tarjeta.

Parece mentira que con todo lo que han cambiado los tiempos, resulta que hace 25 años Manolo vendían zapatos de tacón de aguja y puntas afiladas, los mismos que sus hijas presentan en su escaparate como último grito en moda. A lo mejor va a resultar que no han cambiado tanto las cosas y que la vida es un ciclo con vaivenes de ida y vuelta.

Iruzkina idatzi

Estibaus

Atalak

Urtarrila 2020
A A A O O L I
« Abe    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

RSS

Azken iruzkinak

  • Estibaus » Erakusketa eta bideoak
    (2020, Urtarrilak 10)
    «[...] gutxi Garberan ikusi ahal izan den Altzako kirolaren historiari buruzko Altzathlon erakusketa, hilaren 2tik 20ra bitartean egongo da jarrita ...»
  • Mertxe
    (2019, Abenduak 5)
    «Zorionak! Mertxe »
  • José Coello
    (2019, Azaroak 28)
    «Quisiera saber si vuestra familia era la propietaria de minas antracita Gaiztarro en Matarrosa ,Tierno Fabero (provincia León) Gracias »
  • Juan Luis
    (2019, Azaroak 27)
    «En mi opinión, haría falta un batallón de Quijotes para mover las obras de Altza. Sin embargo las del centro de ...»
  • Rosi
    (2019, Azaroak 26)
    «Erabat Ados nago. »

etiketak


Sarean